Witamy Warszawa

El título lo dice bien claro, «Bienvenidos a Varsovia». Comienza una pequeña etapa rodeada de frio, lecciones, idiomas, ejercicio, trabajo y mucho, mucho más. La ciudad que acaba de albergar la Eurocopa 2012 esta llena de colores unidos a una gran escala de grises. Los cuervos, son sus palomas más frecuentes, mientras el sonido de los tranvías es la crónica de una urbe reconstruida casi en su totalidad.

Arranca octubre y con él, el otoño y sus colores anaranjados, su tiempo impredecible y las noches más largas. Pero este año el plan es distinto aprovechando que estoy más libre de cargas laborales que tanto pesaron en el pasado: es un viaje para estudiar, aprender, visitar y conocer muchos lugares durante un largo periodo de tiempo.

El primer fin de semana ha sido un relajante paseo por la vieja Cracovia con la familia y amigos, rememorando la plaza del ayuntamiento, la más grande de Europa, el ghetto judío, el distrito de Old Town, el rio y una cosa nueva que no vi en mi anterior visita a esta ciudad: la Fabrica de Oskar Schindler (¡visita obligada!). La ciudad, siempre cargada de mucha tensión emocional, sigue siendo tan preciosa y tranquila como siempre. En frente del cementerio judío tenemos la que para mi es la mejor plaza y lugar de Cracovia. Antes de abandonar la ciudad, cambiamos un paseo en barco por el canal (algo maloliente) por un fantástico y primer viaje en globo. Patricia se encargo de inmortalizar mi cara de horror durante el aterrizaje, pero las vistas fueran únicas.

Tras una semana frenética comienza la aventura por Warszawa y las tierras del este. Poco a poco, iré contando tan a menudo como mi escritura lo permita, las aventuras y desventuras. Hasta entonces, sed buenos.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.